RSS

LECHES Y LÁCTEOS, lo que no sabemos.

07 Mar

A pesar de la creencia general la leche animal no es adecuada para el consumo humano. Puede provocar numerosas patologías. Y no ayuda a fortalecer los huesos; en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de leche, es donde hay más casos de osteoporosis. 


Al contrario, la leche animal nos acidifica y desmineraliza pudiéndonos provocar osteoporosis. De hecho las mujeres vegetarianas que no toman leche tienen un 18% de pérdida de hueso mientras las omnívoras padecen una pérdida ósea del 35%. En cuanto a los niños lactantes sépase que éstos asimilan bien la caseína de la leche materna pero no la de la leche de vaca. Ésta puede inflamar el organismo y ser causa de intolerancias y alergias. 

Además está constatado que los niños que toman varios vasos de leche al día tienen sus arterias en peores condiciones que los que no la toman. Sin olvidar que la leche de vaca contiene 59 tipos diferentes de hormonas que pueden ser causa de muy diversas enfermedades degenerativas. Es hora de que sepa: el consumo de leche -y sus derivados -se ha relacionado ya con la anemia ferropénica, la artritis reumatoidea, la osteoartritis, el asma, el autismo, las cataratas, la colitis ulcerosa, la diabetes mellitus tipo i, los dolores abdominales, la enfermedad de crohn, las patologías coronarias, la esclerosis múltiple, el estreñimiento, la fatiga crónica, las fístulas y fisuras anales, la incontinencia urinaria o eneruresis, las migrañas, los problemas de oídos y garganta, la sinusitis, las reacciones alérgicas, el sangrado gastrointestinal, el síndrome de mala absorción, los trastornos del sueño, las úlceras pépticas, la acidosis, la preeclampsia, la dificultad de aprendizaje en niños, la infertilidad femenina, los linfomas y los cánceres de estómago, mama, ovarios, páncreas, próstata, pulmón y testículos. 




Éste tema estuvo por comprender un libro entero por sí mismo, pero preferí incluirlo dentro de este libro más amplio junto con el SEDA y otros ítems importantes, para que quede claro que los llamativos logros terapéuticos observados en varios miles de pacientes atendidos, no se debieron sólo a la eliminación completa de carnes rojas y lácteos y la estabilización de la glucemia, sino a un enfoque verdaderamente holístico, que no descuida lo antedicho.

En más de 1.500 conferencias brindadas, cada vez que salía el tema de los lácteos, no me dejaba la audiencia continuar con el eje convocante de la disertación, por la gran inquietud que esto despertaba. Ahora podré sugerirles a ustedes que lean este capítulo y me permitan seguir desarrollando el tema que los atrajo. Históricamente he puesto más el acento en los perjuicios que provocan los lácteos, al dar por sobreentendido que la audiencia o los lectores que se han interesado en lo nuestro, ya conocen lo perjuicios que las carnes sobre todo rojas, provocan sobre nuestra salud. Pero he observado que unas cuántas personas han dejado los lácteos luego de escucharnos o leernos, pero no la carne, lo cual a mi criterio, sería un garrafal error. Tan grande como el que miles o millones de personas ovolactovegetarianas o lactovegetarianas cometen, el error de dejar la carne pero no los lácteos o peor aún, aumentar estos, creyendo que así compensarán la falta de carne.
De 1.500 pacientes oncológicos que atendí, 750 desarrollaron cáncer, luego de hacerse ovolactovegetarianos, muchos de los cuales aumentaron los lácteos por las campañas que generan miedo a la osteoporosis, siendo que, como veremos, los lácteos provocan este trastorno, lejos de ayudar a evitarlo.
En la generación de cáncer y arterioesclerosis e infartos, que representan entre ambos el 75% de las causas de muerte en países como el nuestro, estamos en condiciones de afirmar que los lácteos son más importantes como factores causales, que la misma carne, por lo que ya analizaremos.
Sin embargo, para revertir y prevenir estas y muchas otras enfermedades, se requerirá, entre otras cosas, eliminar todo lo que venga de la vaca.
No tiene por qué el lector, creer en lo que aquí decimos, ni siquiera porque vea la sólida fundamentación científica que lo respalda. Basta con que lo experimente y vea en sí mismo cuántos trastornos le desaparecerán en poco tiempo al eliminar estos, desintoxicar el organismo y estabilizar la glucemia de la forma que veremos al hablar del SEDA. Y si le quedan dudas, que luego de un tiempo reincorpore algo de lácteos o carne y observe si el problema no le vuelve a reaparecer y a desaparecer al volver a eliminarlos. Invite Ud. a hacer esto a su médico, nutricionista, amigo o familiar que le diga que es una barbaridad eliminarlos, sepa cuáles son sus saludables reemplazos e incorpórelos y no gaste energía en discutir con nadie. Yo antes discutía por el tema de los lácteos y la carne. 


Ahora ofrezco que lea, si quiere, lo que a continuación escribo y las múltiples citas bibliográficas muy serias que lo respaldan y si ni siquiera quiere hacerlo o inventa excusas para desacreditarlo, recuerdo, sin sentirme superior a nadie, porque yo también me suelo equivocar, la vigencia que tienen las palabras que en 1.898 escribió nada menos que León Tolstoi: “Sé que la mayor parte de los hombres, no sólo los que se consideran inteligentes, sino incluso los que verdaderamente lo son, y capaces de resolver los problemas científicos, médicos o filosóficos más difíciles, pocas veces podrían aceptar las más sencillas y obvias verdades, si esto les obligase a admitir la falsedad de conclusiones, que han obtenido quizás con mucho esfuerzo, conclusiones que los enorgullecen, que han enseñado a otros y sobre las cuales, construyeron sus vidas”.

—————————-x———————–

Para aportar información a esta pagina, por favor enviar los datos al siguiente correo: rescatatusalud@gmail.com 

También estamos en Facebook, visita nuestra pagina: https://www.facebook.com/Administrador.RTS

Este blog esta apto para ser visualizado desde teléfonos móviles, Iphone ,Itouch, etc, ajustándose automáticamente a su pantalla.
Gracias por visitarnos!
 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 7, 2012 en lácteos, leches

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: